PENAUT, EL ANDROIDE QUE ALIMENTA A LOS ENFERMOS DE CORONAVIRUS

En la actualidad es día 18 de febrero y lamentablemente han muerto 1.800 personas debido al coronavirus. La cifra oficial de enfermos es de 70.000 entre todos los países y no para de aumentar a pesar de los esfuerzos por frenarla.

Este robot alimenta a los enfermos del coronavirus

Merced a los avances en robótica que se han producido en la última década, una de las medidas que se han tomado para reducir la propagación es que sean los robots quienes quienes atiendan a los enfermos.

Merced a los avances en robótica que se han producido en la última década, una de las medidas que se han tomado para reducir la propagación es que sean los robots quienes quienes atiendan a los enfermos.

Tal y como informa la revista China Xinhua News, en la ciudad de Hangzhou, una de las más relevantes de China, han preparado un hotel como lugar de confinamiento para 200 contagiados de la neumonía. Allá es donde trabaja Peanut, un robot camarero que lleva el alimento a los contagiados del coronavirus por las estancias del hotel. Se desplaza de manera autónoma por las 16 plantas del hotel.

Cuando llega a una habitación, anuncia de su llegada al huésped para que salga y entregarle la comida. Le señala “buen provecho”, para seguido continuar con el reparto de comida en tanto que ha sido diseñado para transportar múltiples pedidos a la vez. Si el enfermo precisa algo más, se comunica con los enfermeros mediante la aplicación WeChat, que viene a ser el Whassap que utilizan en china.

Robot Peanut creado por la Keenon Robotics

Peanut es un robot autónomo e inteligente merced al software con Inteligencia Artificial que incorpora. Fue desarrollado por la empresa Keenon Robot con sede oficial en Shanghai, en la parte este del país. El robot dispone de sensores que le permiten trabajar en entornos con humanos y sortear objetos, lo que le transforma en una perfecta aplicación para trabajar como camarero en un hotel.
El desarrollo de los robots vuelve a probar cómo debemos de aprovechar al máximo las ventajas que nos ofrece a la sociedad, incluida la lucha contrarreloj contra la neumonía mortal del coronavirus.